El porqué de este blog

12 septiembre 2009 at 20:29 (Educación)

Este blog está relacionado con el Objeto de Aprendizaje titulado “El Holocausto: una escuela para la tolerancia”, cuya finalidad es analizar y comprender el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial para,posteriormente,hacer una profunda reflexión sobre la importancia de la tolerancia en nuestro mundo y proponer medidas que la fomenten en nuestro entorno. En este blog se reciben comentarios, dudas y sugerencias relacionados con el Objeto de Aprendizaje.

aceptacion

Anuncios

6 comentarios

  1. Diana Cortés said,

    Mireia:
    He tenido la suerte de ver tu Objeto de Aprendizaje y, la verdad, me parece excelente.
    Ojalá algún dia todos los maestros podamos trabajar con estas herramientas que propician la reflexión y, por ende, el crecimiento de nuestros chavos.
    Felicidades

  2. Víctor said,

    Hola Mireia, me encantaría conocer en detalle tu trabajo. En lo que me lo envias, te felicito por tu dedicación y por el cariño con que colaboras a mejorar la formación de tus estudiantes.
    Hablando sobre la tolerancia, pienso que afortunadamente desde que el hombre está en la Tierra ha habido gente tolerante que ha ayudado al crecimiento de la Humanidad.
    Ser tolerante a veces no es sencillo, porque a menudo personas y autoridades (religiosas o políticas) no respetan nuestros derechos y ello también deriva en la intolerancia. Pero tolerar no significa que cualquiera puede hacer lo que quiera, significa siempre respetar y pensar que el otro también es una persona con derechos y que merece respeto. Fomentar este tipo de ideas en nuestros adolescentes, futuros líderes de México, hará que seamos un mejor país.
    Un abrazo.

  3. Juan Bonilla said,

    Mireia:
    Antes que nada, muchas felicidades por tu trabajo. Hablar del Holocausto remite inevitablemente a un profundo odio de un grupo de alemanes hacia los judíos y tanto el odio como la creación del enemigo constituyen, justamente, la raíz de la intolerancia [si me lo permites, haré otros comentarios sobre estos dos elementos]. Son la base de los fundamentalismos de ahora. Por eso no es casual que las primeras nociones de tolerancia se refieran a aspectos religiosos, como la defendida por John Locke en su Carta sobre la tolerancia, una de las más famosas y clásicas defensas de la tolerancia, y que dio mucho de qué hablar en su tiempo (1685). En dicha obra desarrolla una serie de argumentos a favor de la tolerancia de los gobiernos; argumentos que en algunos aspectos aún se puede considerar que tienen una enorme vigencia. La naciente idea de tolerancia resulta estrechamente vinculada al surgimiento del mundo moderno; representa la expresión y el reflejo de una concepción del estado que ha desembocado en las actuales democracias liberales, las cuales reposan sobre la libertad de los individuos; libertad que se ha de materializar, entre otras cosas, en la posibilidad de mantener cualquiera de los cultos religiosos. De hecho, el propósito estricto de la Carta fue fundamentar sobre bases firmes la libertad religiosa.

  4. Cristina F said,

    Los nuevos conceptos de enemigo y las imágenes que genera ponen en peligro la tolerancia. En los países europeos (con excepción de Irlanda del Norte, España y Polonia), la religión ya no es fuente de intolerancia social. En su lugar han aparecido “diferencias” étnicas y sociales.

  5. Juan said,

    Cada nación es capaz de lo mejor y de lo peor. No hay un gen específico alemán que haya predispuesto al genocidio. Esta semilla existe en cada pueblo, por eso Auschwitz es universal

    • mireya88 said,

      Totalmente de acuerdo en que no existe un gen que predisponga al genocidio; los hemos visto en todas las naciones y todas las épocas y Auschwitz, claro, es universal, no es el genocivio de un pueblo sino de la humanidad debido a la intolerancia.Es por ello que propongo que seamos ciudadanos de la tierra, así, quizá, evitaremos genocidios que nos sumen en la barbarie a pesar de nuestro avance civilizador. Judíos, musulmanes, negros o blancos, todos somos humanos y debiéramos vernos como hermanos, no como diferentes o enemigos. Seamos antes que nada terrícolas y amemos nuestra patria: la Tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: